martes, 14 de abril de 2009

prima-vera

Mantengo la mente ocupada:

Me he memorizado toda la parrilla televisiva, la tele atonta, la tele hipnotiza y yo caigo.

Me intento poner al día. Tengo tantas cosas que hacer, tantos apuntes que pasar.
Por algo tendré que empezar.

Tirar de la cuerda y salir a pasear, no sirve.
Solo, no se pasea, todo va a otro ritmo.



(y que ni siquiera sé si la primavera viene o va, ni si mi moreno es natural.
Podría hacer un curso de jardinería o que se ya)

3 comentarios:

Mónica dijo...

La primavera nos altera...
Unas veces para bien y otras para mal...
Pero no dejes que pase sin más...

Un beso

Cohen dijo...

siempre fuiste tirando a negro,
es real!

Dara Scully dijo...

Sola es cuando mejor se pasea.



¡Miau!